Ajuste de generadores grandes

Un épico proyecto de ajuste escocés

Reparar estaciones hidroeléctricas remotas es una misión. El ajuste de un generador grande en las Tierras Altas escocesas demuestra cómo Sulzer encuentra soluciones económicas para prolongar la vida útil de los productos incluso en lugares desolados.

Vea el vídeo para ver a las personas que hay detrás del proyecto y saber por qué el equipo de servicio tuvo que ajustar el generador en la planta.

Rodeada de belleza natural, la central eléctrica de Lochay se encuentra en Highland Perthshire. Es en este paisaje, cerca de Stirling, donde Sulzer ajustó uno de los generadores de la central eléctrica de Lochay. A pesar de la logística de trasladar el equipo a un entorno tan remoto, el equipo consiguió reparar el hidrogenerador.

La central eléctrica de Lochay, con una capacidad de 47 MW, forma parte del plan hidroeléctrico de Breadalbane. La maneja Scottish and Southern Energy (SSE). El plan hidroeléctrico de Breadalbane utiliza el agua almacenada detrás de 6 embalses. Más de 20 túneles y acueductos transportan agua a 7 centrales eléctricas, de las cuales la de Lochay es la más grande.

Diagnóstico inicial

En 2012, SSE llamó a los especialistas del centro de servicio de Falkirk de Sulzer para desmantelar el generador e investigar la causa de su ruido y vibraciones. El estátor se fabricó originalmente en dos mitades. Se empleó este diseño inusual porque era difícil trasladar materiales a la ubicación remota.

La investigación descubrió un hueco entre las dos mitades del núcleo. Se había rellenado con aislamiento, pero la tira se había deteriorado y apareció una holgura.

Cuando el generador arrancaba en frío, vibraba hasta llegar a los 50 °C. El núcleo se expandía y enganchaba y la vibración cesaba. Era necesario un reajuste económico que aumentara el rendimiento.

Una turbina hidráulica convierte la energía del caudal de agua en energía mecánica. Un generador hidroeléctrico convierte esta energía mecánica en electricidad.

Estaciones de acción

En 2015, Sulzer empezó el desmantelamiento del generador y el proceso de rebobinado. Con el equipo de elevación del sitio, se retiró el rotor de 56 toneladas métricas para permitir el acceso al estátor y su bobinado, que se extrajo junto con el núcleo del estátor.

Especialistas en diseño

El proyecto lo llevó a cabo el centro de servicio local de Falkirk. También requirió las habilidades de otros centros de servicio, como Birmingham, donde se diseñaron y fabricaron mejoras de diseño para el estátor y las bobinas. Se creó un nuevo núcleo de una sola pieza para sustituir el diseño de dos piezas original.

Instalación

La instalación requería fabricar un anillo de placas en torno al bastidor del estátor. Esto permitió usar 22 gatos hidráulicos para presurizar cada grupo del núcleo y eliminar cualquier bolsa de aire. Se conectaron los cilindros a colectores de múltiples puertos para garantizar que se aplique la misma presión por todo el núcleo. Aunque consumía tiempo, era vital que la fabricación del nuevo núcleo fuera de gran calidad. Esto garantizaba un generador confiable cuando volviera a funcionar.
Se trajo a la planta un generador de gran tamaño para probar el núcleo reconstruido. Su estado resultó ser excelente.

Se volvió a poner en marcha el generador, que retomó su servicio. La producción original ha aumentado en un 15 %, de 22 MW a 25,6 MW. La vida útil del generador se prolongó 40 años más.


Sus centros de servicio

Sulzer Electro Mechanical Services (UK) Limited

Lochlands Industrial Estate

FK5 3NS Falkirk, Stirlingshire

Scotland

Correo electrónico Ruta