Rociado de plasma de baja presión (LPPS)

Vida útil más prolongada para sus componentes

El recubrimiento LPPS es un proceso de rociado a baja velocidad y a alta temperatura que se lleva a cabo en una atmósfera casi vacía de argón. Sulzer tiene oficinas bien equipadas a nivel mundial para ayudarle a prolongar la vida útil de los componentes.

El LPPS y el VPS (rociado de plasma al vacío), en inglés (Vacuum Plasma Spray), son dos designaciones diferentes para un mismo proceso. La “llama” (no hay fuego presente en este proceso) es plasma a alta temperatura y el rociado se lleva a cabo en una atmósfera de baja presión de argón. Este proceso permite que se rocíen los materiales que son sensibles a la oxidación, denominados normalmente MCrAlYs. El recubrimiento es bien denso y, debido a la ausencia de oxígeno durante el rociado, no se forman óxidos. La rugosidad de la superficie depende en gran medida del tamaño de las partículas utilizadas para el rociado. Normalmente, un grado relativamente alto de rugosidad se crea y la superficie se suaviza por un granallado y / o procedimiento de pulido después de la producción de revestimiento.
 
Los costos operativos son relativamente bajos, ya que solo se consumen pequeñas cantidades.
El LPPS es la tecnología preferida de recubrimiento metálico para los componentes aerodinámicos simples.

También se utiliza para la producción de recubrimientos metálicos anticorrosivos.

¿Cómo podemos ayudarle?

Hable con nuestros expertos o escríbales para encontrar su mejor solución.